Quizás no son las siglas PRD, más bien los líderes.

0
1312

Williams Cabral Lugo (neme neme)

La Republica Dominicana en los últimos tiempos ha sufrido grandes cambios en distintas áreas y sectores de la sociedad. Uno de los sectores que más ha experimentado cambios es la política, donde los líderes han cambiado, donde los partidos han cambiado, donde el electorado ha cambiado.

El Partido revolucionario dominicano, un partido de conquistas sociales, de historia, de ideología, sobre todo de oportunidades para todos los estratos de la sociedad, ha perdido su norte, se ha descontado de la sociedad, ha abandonado lo que por muchos años fue su punta de lanza el pueblo.

Los pasados comicios del 5 de julio donde fuimos en gran parte del país solos en el nivel congresual y aliados en el nivel presidencial y donde fuimos víctimas del castigo y repudio del pueblo, deben llamar a reflexión a la cúpula del PRD, pero una reflexión autocrítica, donde se pueda buscar la salida al abismo donde el partido está encaminado.

El nuevo liderazgo ha sido víctima de las acciones que han tomado gran parte de esa cúpula que se ha desconectado de la clase humilde, de la clase pujante y además, de la clase media y alta. Muchos jóvenes fuimos a este certamen electoral con la firme convicción que podíamos generar dicho cambio, pero nuestro amado país tomo una decisión y fue no darle el apoyo al PRD.

Nuestra generación pide a gritos una renovación en todos los órganos institucionales del partido, pide hacer los ajustes de lugar de cara al futuro cercano, donde podamos estar en condiciones de competir. Se hace urgente hacer los cambios necesarios que demanda la sociedad para que el partido del pueblo y de la libertad no desaparezca, o de lo contrario podemos decirle adiós a los ideales del líder, José Francisco Peña Gómez.

Quizás la culpa no es de las siglas del PRD

Sino de actores que han perdido la fe pública, que no son atractivos al elector y sobre todo han perdido el reconocimiento de la sociedad. Como joven y parte de una nueva generación pido a mi partido generar una reestructuración total de todos los órganos institucionales, desde arriba hacia abajo, donde sea el propio pueblo que elija quienes lo dirigirán, de no hacerlo podemos decir con todo el pesar que me embarga que los días de nuestro amado partido revolucionario dominicano están abordo de caer el abismo mas profundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here