¿Quién Tiene la Culpa?

0
60
Empresario Carlos Lora
Empresario Carlos Lora

La falta de iniciativas y de voluntad de muchos ejecutivos municipales en resolver este grave problema, nos hace pensar que nunca llegaremos a la solución de este problema.

Gran parte de las esquinas de los barrios que forman los distintos municipios de la República Dominicana se encuentran arropadas de basuras, sí, de basuras; al ver esto, lo primero que decimos es: “Ese Alcalde no sirve ni para recoger la basura”.

Si bien es cierto que las Alcaldías son las instituciones responsables de la recolección y disposición final de los desechos sólidos, no es menos cierto que la población juega un papel determinante para que este servicio pueda ser ofrecido de calidad.

Si la sociedad civil organizada, las juntas de vecinos, las iglesias, los clubes, los empresarios, las escuelas y los líderes políticos asumen el tema de la basura como un problema que afecta a la colectividad, nuestras calles se encontrarían limpias y sin tantas contaminaciones. La Ley 176-07 en su artículo 227 establece que los ayuntamientos favorecerán el desarrollo de las organizaciones de la sociedad civil, impulsando su participación en la gestión municipal.

La integración de estos sectores se puede lograr por iniciativa de las alcaldías, desarrollando programas de capacitaciones y orientaciones ciudadana dándole la coordinación a estas instituciones, para que juntos podamos enfrentar este mal que nos azota y que está poniendo en peligro la vida de las presentes y futuras generaciones.

La falta de iniciativas y de voluntad de muchos ejecutivos municipales en resolver este grave problema, nos hace pensar que nunca llegaremos a la solución de este problema que afecta de manera directa la imagen y la plusvalía de los sectores. Si exhibimos un municipio sucio y desordenado sería poco atractivo para las inversiones; sin embargo, donde hay limpieza todos quieren invertir.

Finalmente podemos decir que todos somos culpables, más no todos responsables, les sugerimos a los ejecutivos de los ayuntamientos iniciar una campaña de concientización y motivación denominada “En nuestro municipio somos limpios». Permitiendo a cada alcalde ponerle el nombre de su municipio. Recordemos que cuando educamos a los niños y adolescentes de hoy, estamos invirtiendo para el futuro, no es una inversión perdida, estamos garantizando que nuestras futuras generaciones sean los ciudadanos que nosotros no hemos podido ser.

Escrito por Carlos Lora, empresario y dirigente politico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here