Las agresiones sexuales un mal con pocas soluciones.

0
203

El abuso sexual es un problema universal que está presente, de una u otra manera.

Por Juan Isidro Escolástico de Jesús.

Las agresiones sexuales cada día cobran más fuerza en la República Dominicana; violación, acoso, incesto, seducción, exhibicionismo, estás son las prácticas más comunes.
Las víctimas siempre suelen ser mujeres y niños, en la mayoría de los casos siempre niñas quienes resultan agredidas física y sexualmente de una manera u otra. Son agredidas y manipuladas por depravados sexuales sin temor algunos. Una situación de este tipo produce dolor y angustia en la sociedad.

Erradicar este mal es algo muy difícil, pero no imposible. Muchas veces los niños son abusados por sus mismos padres o familiares, pese a los esfuerzos que se hacen en el ámbito educativo y de prevención social, los delitos contra la libertad sexual siguen aumentando, al tratarse de una edad con menos recursos que la adulta es difícil darse cuenta a tiempo, aún más difícil si los son abusos cometidos por sus mismos padres ya que, estos suelen manipularlos a su antojo para mantenerlo en silencio. El silencio que rodea esta experiencia es lo que permite que la situación se siga manteniendo.

A raíz de los constantes casos registrados en el país y que aún algunos lamentablemente permanecen sin resolver, es triste decir que en la República Dominicana hay un mal desempeño en los tribunales: el temor y vergüenza que sienten las víctimas y sus familiares, el acceso a la justicia, la mala calidad de investigación, pocas disponibilidad en el personal del Ministerio Público, así como la falta de recursos humanos y económicos con los que cuentan las fiscalías, son las causas por las cuales algunos casos aún están sin solución.

Los adolescentes y niños que no son tratados por un profesional a tiempo, tienden a desarrollar una vida confusión, pueden caer en el alcoholismo, depresión, bandas e incluso optar por quitarse la vida. Si no son tratados de manera adecuadas posiblemente sean futuros violadores.

Debemos saber que, las mayorías de los abusos son cometido por personas del mismo entorno y que tienen fácil acceso a ellos, una de las mejores prevenciones que existen es la comunicación entre los padres y el niño, enseñarle a distinguir entre lo malo y lo bueno, los riesgos a los que se enfrentan por vía de la tecnología y no poner en duda cuando los niños comentan sobre un posible abuso. Erradicar esta práctica es compromiso de todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here