EL ESTRÉS DE SANTO DOMINGO, UNA MARCA PAÍS.

0
703

Por Edgar Caraballo

Santo Domingo es una ciudad sumamente hostil, no solo por el terrible problema que representa tránsito para los citadinos o la funesta delincuencia que afecta todo el país, que de por sí ya es más que suficiente para no querer salir de casa, no obstante esto, también tenemos un conjunto de factores «imperceptibles» que provocan niveles alarmantes estrés, como es el caso de los cuasi institucionalizados parqueadores.

A lo largo y ancho de esta caótica ciudad capital, no hay una clínica, restaurante o esquina del propio Distrito Nacional donde no haya un sujeto con un palo o tubo en las manos en actitud coactiva y hostil enajenado los espacios públicos, todo esto ante la mirada cómplice de las autoridades Municipales y de la propia Policía Nacional.

Las permanentes violaciones a la ley 63-17 no solo se limitan a los ciudadanos antes mencionados, donde también hay haitianos, sino que hasta las instituciones públicas han normalizado la colocación de obstáculos en la vía pública, donde los militares y policías que hacen la labor de seguridad administran como si fuese su propiedad las vías de acceso a dicha institución.

Lamentablemente este tema volverá a la palestra pública y tendrá la atención de las autoridades cuando uno de los tantos conflictos que surgen a diario por este tema tenga un desenlace fatal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here